Breve historia del Idish

I love Yiddish
Aprender Idish, para muchos ese gran desconocido, representa otra manera de conocer la cultura judía

El Idish ha sido históricamente el idioma de los askenazíes, los judíos de Europa central y oriental y de sus descendientes en todo el mundo.

Desde Hebreo Vivo damos la bienvenida a Zishe Carlow, profesor de yidish, quien describe a continuación una breve reseña del yidish e invita a participar del curso trimestral que comienza en Enero.

La lengua yiddish tiene sus orígenes en el siglo X, en la región de Renania de Alemania, y está escrito con el alfabeto hebreo. A medida que los judíos de la región emigraron hacia el este en los siguientes siglos el yiddish se convirtió en una «lengua de fusión » que combina elementos de las lenguas germánicas, eslavas semíticas, y romances.

[shashin type=»photo» id=»553″ size=»xsmall» columns=»max» order=»user» position=»right»]

En la Europa del este el número de yiddish hablantes aumentó rápidamente a medida que la población judía iba creciendo. Las grandes migraciones de judíos en los siglos 19 y 20 causaron que la comunidad de habla yiddish se expandiera por todo el mundo. En su apogeo, en los años inmediatamente anteriores al Holocausto, había once millones de hablantes en todo el mundo.

[shashin type=»photo» id=»555″ size=»small» columns=»max» order=»user» position=»left»]

A mitad del siglo 19 hubo un florecimiento en la literatura yiddish que incluye novelas, cuentos, obras de teatro y poesía. En el siglo 20 el yiddish emergió como una lengua importante de la Europa del este. Su rica literatura fue publicada más ampliamente que nunca. Tanto el teatro y cine yiddish como las publicaciones de periódicos en yiddish estaban en auge. La cultura yiddish también ha producido una gran cantidad de música, desde canciones de cuna, de amor, de la pérdida y del exilio hasta la música de klezmer .

Debido a circunstancias acontecidas en el siglo pasado como el Holocausto en Europa, la asimilación de los judíos en América, la presión oficial por el gobierno israelí para usar el hebreo como lengua oficial en Israel, y la represión de la cultura yiddish en la Unión Soviética, hoy hay menos de dos millones de yiddish hablantes en el mundo.

[shashin type=»photo» id=»554″ size=»small» columns=»max» order=»user» position=»right»]

Sin embargo, en las últimas décadas, ha sido un resurgimiento del interés por la cultura ashkenazi y por el idioma yiddish y hoy docenas de universidades y organizaciones culturales de todo el mundo ofrecen cursos de yiddish. Hoy en día existe una amplia gama de periódicos y publicaciones, blogs y páginas web en yiddish, festivales de música klezmer, clubs y conferencias de yiddish, y compañías de teatro yiddish en Nueva York, Varsovia, Tel Aviv, Melbourne, Bucarest y Montreal.

Homenaje al yiddish de Isaac Bashevis Singer
(al recibir el Premio Nobel de literatura en el año 1978)

[shashin type=»photo» id=»551″ size=»medium» columns=»max» order=»user» position=»center»]

«El gran honor que me otorga la academia sueca a mí es a la vez un reconocimiento del yiddish.

Una lengua de exilio, sin país, sin fronteras, ni respaldada por ningún gobierno.

Se encuentran en el alma del yiddish la verdadera alegría, el regocijo por la vida, el anhelo por el Mesías, la paciencia para esperarlo, y un profundo aprecio por la individualidad humana.

Hay en el yiddish un humor sutil, un agradecimiento por cada día que se está vivo, por cada migaja de fortuna, por cada encuentro con el amor.

El yiddish no es soberbio, ni seguro del triunfo.

El yiddish no exige ni lucha, sino se supera, sobrevive, pasa por las fuerzas de destrucción, sabiendo a la vez que el plan de Dios para la creación está todavía en sus comienzos.

El yiddish todavía no ha dicho su última palabra.

Están escondidos en el yiddish tesoros que todavía no han sido descubiertos por gran parte del mundo.

Es una lengua de mártires y santos, de soñadores y cabalistas, rico en humor y en memorias de las que el hombre no debe olvidarse.

En un sentido figurativo el yiddish es la lengua sagaz y dócil de todos nosotros; el idioma de la humanidad amedrentada y esperanzada.»

En Enero comienza un curso trimestral de Idish, más información aquí.

[shashin type=»photo» id=»558″ size=»medium» columns=»max» order=»user» position=»center»]

Compartir esta noticia

Más noticias

Alumnado de Hebreo Vivo

Aprender Hebreo

¿Cuánto se tarda en aprender hebreo?​
A lo largo del primer año serás capaz de comprender frases sencillas, conversar, plantear y contestar preguntas básicas. También podrás escribir textos cortos.

Los puntos cardinales en hebreo

Los puntos cardinales en hebreo

En hebreo los puntos cardinales son: Norte Tsafón צפון , Sur Darom דרום , Este Mizraj מזרח y Oeste Ma´arav מערב.

¿Quieres saber más sobre nuestros cursos?

Navega por nuestro catálogo y aprende algo nuevo